Incendio del Cerro Quitasol y control  de las llamas por los Bomberos y el he...
Incendio del Cerro Quitasol y control de las llamas por los Bomberos y el helicóptero de la Fuerza Aérea, la semana pasada. FOTO Edwin Bustamante

El fenómeno de El Niño, que se siente en Colombia desde mediados de diciembre, seguirá calentando al menos por los próximos meses.

Entre los efectos iniciales de este fenómeno se puede decir que hay alerta roja para 400 municipios del país, en relación con fenómenos de sequía e incendios de tipo forestal.

Además, el Ministerio de Ambiente señala que en 122 municipios ya se han registrado eventos de este tipo y que se prevé un déficit de lluvias de hasta el 75 %, especialmente en las regiones Caribe y Orinoquia, y de hasta el 60 % en la región Andina.

Por esta situación el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, realizó un nuevo llamado de atención, ante los impactos que está ocasionando el Fenómeno “El Niño” en gran parte del territorio colombiano, con especial atención en las regiones Caribe, Pacífico y Orinoquía.

“Recordemos que las principales afectaciones de este evento climático se reflejan en incendios forestales, déficit en las precipitaciones y altas temperaturas. Hace 30 años, por ejemplo, no se alcanzaba una temperatura histórica de 42 grados, como ocurrió recientemente en el departamento del Cesar”, manifestó el Ministro, mostrando un poco el panorama que está enfrentando el país.

Según el reporte, el 35,4 % del territorio nacional se encuentran en alerta roja por incendios forestales, especialmente en la Región Caribe y los Llanos orientales.

Por otra parte, Eduardo José González, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre (Ungrd), manifestó que desde el 15 de diciembre hasta el 8 de enero, han ocurrido 195 incendios de cobertura vegetal en 122 municipios.

“Los departamentos y los municipios tienen activados actualmente sus planes de contingencia, con el fin de mitigar el impacto de este fenómeno y evitar el daño que este pueda ocasionar en la comunidad y en el ambiente”, afirmó González.

Otras consecuencias

El ministro Lozano también llamó la atención sobre la disminución de los niveles de los ríos y cuencas hidrográficas, especialmente en el Pacífico. “Todos los ríos que desembocan en el Pacífico, especialmente en el departamento del Cauca y Chocó, tienen graves problemas de reducción de esos niveles. Esta situación también se presenta en el Magdalena, cuyos efectos impactan en la navegabilidad”, que se vio afectada durante la semana pasada, por ejemplo.

Otra cara de la moneda con El Niño tiene que ver con las heladas, principalmente en el altiplano cundiboyacense, así como en los procesos erosivos (que incrementan los deslizamientos de tierra), la disminución en el nivel y cauce de los ríos, así como el incremento de vectores.

“Tal como lo hemos dicho con el presidente Iván Duque, El Niño no inhibe la temporada de lluvias. En unas zonas de Colombia hay ausencia de lluvias, pero en otras regiones se mantienen, como es el caso de la zona sur del país”, concluyó Lozano.

Tenga en cuenta

El Ministerio y la Ungrd, con el ánimo de evitar que estas condiciones contrarias se registren en el país, realizan las siguiente recomendaciones a la comunidad en general:

– Prevenir y denunciar la provocación de incendios forestales.

– Promover la cultura del riego gota a gota en los cultivos.

– Aprovechar el agua lluvia y reciclarla.

Richard Aguirre Fernández

Fuente: EL COLOMBIANO

Share
Temas: Categorías: America Colombia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds