La fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, es abogada y fue m...
La fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, es abogada y fue ministra de Justicia de Gambia, país en el que nació. Desde 2012 se desempeña como fiscal de la CPI. FOTO Afrika news

Separar del cargo a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, por negligencia en el cumplimiento de sus funciones y que se realice la asignación de un nuevo funcionario que sea diligente para impartir justicia en contra de los crímenes de lesa humanidad cometidos por Nicolás Maduro, es parte de las denuncias que realizó el parlamentario jubilado de la Asamblea Nacional y exembajador de Venezuela, Walter Márquez.

El parlamentario le reveló a EL COLOMBIANO que la CPI ya inició las investigaciones, que se espera que en los próximos días sea notificada la funcionaria de la Corte, y que de inmediato se nombren tres jueces, los cuales tendrán que apoyar a la CPI en la revisión de las denuncias presentadas.

El procedimiento se regirá, explicó Márquez, por el Estatuto de Roma y por el Reglamento Interno de la Corte Penal Internacional.

“La Fiscal Bensouda no ofrece garantías de un debido proceso en contra de Nicolás Maduro. Ha empleado dilaciones indebidas y ha incumplido con los plazos razonables, para que se haga justicia en La Haya. Es necesario investigar y remover a esa funcionaria por corrupción, fraude procesal y negligencia grave en el cumplimiento de sus funciones”, detalló el exembajador.

Aunque las Reglas de Procedimientos y Prueba de la Corte Penal Internacional señala que el contenido de la denuncia es confidencial, no se descarta que en los próximos días se haga un pronunciamiento por parte de la Presidencia de este organismo en contra de Bensouda, teniendo como referente la prontitud con la que se ha actuado desde el momento en que se solicitó la investigación.

“Han sido muy diligentes. Esto me da a suponer que la decisión será rápida. La denuncia se hizo el 3 de diciembre y el 4 respondieron la admisión. Antes de salir de vacaciones me informaron de la apertura de la investigación que ya se convierte en un hecho público porque incumbe a todos los venezolanos y a nivel internacional”, precisó.

Lo que no investigó

El parlamentario Márquez explicó que pidió la investigación de la fiscal, básicamente, porque no investigó dos requerimientos que acusan a Nicolás Maduro de haber cometido delitos de lesa humanidad, ambas denuncias fueron desestimadas.

La primera se formuló en enero de 2016, donde se señala al actual presidente venezolano y miembros de su gobierno por la represión ejercida en las protestas populares que se desarrollaron entre los meses de febrero y junio de 2014; el cierre de la frontera con Colombia y las deportaciones forzosas ejecutadas en agosto de 2015.

Una segunda acusación fue expuesta a la CPI, en marzo de 2018; en la misma, Márquez, responsabiliza al mandatario venezolano por el “holocausto”, de la salud en Venezuela y el crimen de “exterminio”, generado por la privación de alimentos y medicinas en contra de los ciudadanos del país vecino, acciones que han generado el mayor éxodo (entre 2 y 4 millones de acuerdo Acnur), registrado en la historia de ese país.

Es de anotar que la fiscal Bensouda tendría vínculos cercanos de amistad con el gobierno de Venezuela, específicamente con la representante diplomática del país vecino en los Países Bajos, Haifa El Aissami, hermana del exvicepresidente de la república y también con el actual ministro de Industrias y Producción Nacional, Tarek El Aissami.

Zair Mundaray, abogado venezolano experto en litigación estratégica y por 17 años miembro del Ministerio Público de ese país, indicó que lo que logró Márquez fue visibilizar que la fiscal no fue diligente con las denuncias presentadas en el caso venezolano.

“Esto traerá unas consecuencias que son importantes y es que, independiente de que se produzca una sanción en su contra (Bensouda), lo cual no lo veo viable porque además no hay ningún precedente, por lo menos, genera presión en la Corte, ya que pondrán los ojos en el caso venezolano”.

Mundaray destacó que, sea como sea, este tema pone en el ojo del huracán el funcionamiento de la Corte Penal Internacional y hace que otros ojos lo analicen.

“Deben saber que los venezolanos que estamos litigando, yo soy parte del equipo de la fiscal general Luisa Ortega, no estamos dormidos y que tenemos toda la atención sobre nuestro país. Siempre he dicho que la legitimidad de la Corte se la está jugando con el caso venezolano”.

Fuente: EL COLOMBIANO

Share
Temas: Categorías: America Colombia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds