La agencia prevé que la economía de Turquía crezca un 1,5% este año y se contraiga un 2% en el próximo; mientras que espera que el PBI de Argentina se reduzca 2,5% este año y 1,5% en 2019

Moody's Investors Service emitió su reporte sobre Perú. (Foto: Reuters)
Moody’s Investors Service emitió su reporte sobre Perú. (Foto: Reuters)

Puede que Turquía y Argentina hayan dejado atrás las crisis de sus respectivas monedas, pero a sus economías les depara un futuro espinoso en los próximos trimestres, según Moody’s Investors Service.

Las caídas de la lira y el peso, dos de las monedas de peor rendimiento de este año, se traducirán en fuertes contracciones económicas a medida que el crecimiento se desacelera en los mercados avanzados y emergentes, dijo Moody’s en un informe el jueves.

Con el ajuste monetario en grandes economías y disputas comerciales que socavan la inversión en todo el mundo, Moody’s está adoptando una postura cada vez más pesimista respecto a las perspectivas de crecimiento de países en desarrollo como Turquía y Argentina, que “tienen una exposición relativamente alta a la financiación externa y, por tanto, son los más vulnerables”.

La economía de Turquía probablemente se contraiga durante el primer semestre del próximo año, ya que la caída de la lira y el aumento de los costes de préstamos pasarán factura, dijo la agencia de calificación. El producto interno bruto en Argentina no regresará a un crecimiento positivo hasta 2020 como resultado de la severa consolidación monetaria y fiscal del país por el programa del Fondo Monetario Internacional, dijo Moody’s.

La inflación de Turquía está rondando el ritmo más rápido desde que el presidente Recep Tayyip Erdogan llegó al poder hace 15 años, y las altas tasas de interés están nublando las perspectivas de inversión. A pesar de recuperar algunas pérdidas, la lira sigue mostrando una caída del 30% frente al dólar en lo que va de año.

“Es probable que la inflación de dos dígitos, un fuerte aumento en los costes de endeudamiento y la reducción de los préstamos bancarios afecten el poder adquisitivo de los hogares, el consumo privado” y la inversión, dijo Moody’s.

El FMI se hizo eco de la advertencia de Moody’s y pronosticó que el crecimiento económico turco se deslizará al 0,4% en 2019 desde el 3,5% este año. “La lira más débil, unos costes de endeudamiento más altos y las incertidumbres elevadas pesan sobre la inversión y la demanda”, dijo el fondo en un informe publicado el jueves.

Moody’s considera que la economía de Turquía crecerá un 1,5% en 2018 y se contraerá un 2% el próximo año. La agencia anticipa que el PBI de Argentina se reducirá 2,5% este año y 1,5% en 2019.

Turquía también tiene que lidiar con una inflación elevada a pesar del empeoramiento de las perspectivas de su economía. Moody’s espera que el crecimiento de los precios de Turquía, que se aceleró a un 25,2% anual en octubre, se mantenga en dos dígitos hasta 2020 debido a las expectativas inflacionarias, impulsadas por la presión del tipo de cambio y el petróleo.

En Argentina, las expectativas de inflación continuarán aumentando a pesar de la estricta postura del banco central, dijo Moody’s, y agregó que tomará algún tiempo antes de que los beneficios de las políticas monetarias se materialicen por completo. Se espera que la inflación caiga gradualmente al 20% para finales de 2020.

Agencia Bloomberg

Fuente: EL COMERCIO

Share
Temas: Categorías: America Perú

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds