El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos estima que unas 500 personas
El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos estima que unas 500 personas siguen detenidas.
AFP

Las mujeres nicaragüenses inundaron este martes 16 de octubre las redes sociales con la campaña #soypicorojo en favor de la libertad de los detenidos por protestar contra el gobierno de Daniel Ortega, que organismos humanitarios estiman en unas 500 personas.

La iniciativa surgió luego de la detención de la socióloga y feminista Marlen Chow el pasado domingo. En el interrogatorio, cuando le preguntaron a qué organización pertenecía, ella respondió con ironía: “Soy de la Asociación de Mujeres del Pico Rojo”, lo que según dijo, “desconcertó” a los oficiales.

La también periodista y luchadora social contra la dictadura de Anastasio Somoza en la década de 1970, fue una de las 38 personas que fueron detenidas, arrastradas y golpeadas por fuerzas antimotines cuando intentaban marchar el domingo con el eslogan “Unidos por la Libertad”.

Caer presa “siempre da miedo y mucho nerviosismo y ya en (la cárcel) El Chipote vimos ese proceso de humillación, de hacer sentir a las personas maltratadas”, dijo Chow a la prensa.

La “China Chow”, de 70 años, como le dicen sus amigos, sacó el labial rojo de su bolso y lo pasó con disimulo a otras mujeres detenidas. “Tenemos que aprender a rebelarnos aquí, píntense los labios rojos”, y les animó a poner su mejor cara a los oficiales.

Cuando comenzó el interrogatorio todas las mujeres que fueron arrestadas “teníamos el pico (labios) rojo (…) qué nos podían hacer por eso”, contó Chow, quien fue liberada el mismo domingo, junto a otros siete detenidos.

Otras 30 personas fueron liberadas el lunes tras una ola de críticas al gobierno dentro y fuera del país.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) estima que unas 500 personas, entre estudiantes, campesinos y pobladores que han participado en las protestas contra el gobierno desde hace seis meses, están detenidos tras “arrestos arbitrarios” y acusados por delitos de terrorismo y crimen organizado.

La anécdota de Chow se viralizó en redes sociales, donde mujeres y hasta hombres se han pintado los labios de rojo y han publicado sus fotos con la etiqueta también “#soypicorojo”.

Los memes y comentarios jocosos también se han multiplicado en la redes sobre la original forma de protestar, que fue antecedida por la invasión de globos azul y blanco en las calles de todas las ciudades con mensajes en contra del gobierno.

Algunas personas fueron arrestadas en posesión de globos y los llamados “globos vandálicos” les fueron decomisados o desinflados.

Fuente: LA PRENSA

Share
Temas: Categorías: America Panama

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds