Un fallo en el propulsor del lanzamiento de la cápsula Soyuz obligó a que regresarán a la Tierra a través de un descenso balístico.

NASA TV
NASA TV

Los astronautas Nick Hague de la NASA y el cosmonauta Alexey Ovchinin de la agencia espacial rusa Roscosmos han tenido que realizar un aterrizaje de emergencia tras despegar este jueves, a las 08.40 horas GMT, abordo de la nave espacial rusa Soyuz MS-10 desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Ambos tripulantes se encuentran en buenas condiciones y fuera de la cápsula después de haber aterrizado al este de Dzhezkazgan (Kazajstán), a unos 400 kilómetros de distancia de donde despegaron. Los equipos de búsqueda y recuperación acudieron por ellos, ha informado la NASA en un comunicado de prensa, en el que detalló lo ocurrido:

Hubo un problema con el propulsor del lanzamiento de hoy. La cápsula Soyuz regresó a la Tierra a través de un descenso balístico, que es un ángulo de aterrizaje más agudo en comparación con lo normal.

La tripulación ya ha regresado en un helicóptero a Dzhezkazgan (Kazajstán) y Roscosmos está formando una comisión estatal para investigar el incidente de hoy del lanzamiento del Soyuz, agregó la agencia espacial estadounidense.

Hague y Ovchini se dirigían a la EEI en un viaje de seis horas sobre el Soyuz MS-10 para incorporarse durante los próximos seis meses a la llamada Expedición 57. Una vez ahí, realizarían tareas de mantenimiento y algunos experimentos científicos. Adicionalmente, el ruso tenía encargado investigar el agujero que apareció el pasado septiembre en la Soyuz MS-09.

“Estoy agradecido de que todos estén a salvo”, dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine. “Se llevará a cabo una investigación exhaustiva sobre la causa del incidente”.

Paloma Beamonte

Fuente: HIPERTEXTUAL

Share
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds