Le pegada de la selección brasileña le impidió al anfitrión acceder a la final y buscará el metal el jueves ante Egipto. Rusia jugará ante Brasil.

Argentina luchará por el bronce tras caer ante Brasil

A unos 12 mil kilómetros de distancia de Buenos Aires, en Arabia Saudita, se enfrentarán este martes los seleccionados absolutos de Argentina y Brasil. Será ese un encuentro amistoso, pero con los condimentos ineludibles de un clásico.

Ese mismo microclima de un enfrentamiento con tradición se vivió esta noche en Tecnópolis, donde a modo de aperitivo de aquel encuentro se enfrentaron esta noche representativos de ambos países, en busca de la final de Futsal de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Intensidad y dientes apretados fueron los denominadores comunes dentro del campo de juego. Aliento y apoyo pese a la adversidad, fue lo que sintieron los jugadores argentinos desde afuera, durante los 40 minutos netos de juego.

“Tomala vos, damela a mi, el que no salta, es de Brasil”, fue la entonación predilecta de parte de las 6.500 personas que coparon el estadio, muchas de ellas tras 10 horas de fila para ingresar.

El tercer gol brasileño fue un balde de agua del Artico y el público tardó en reaccionar. Pero cuando se recompuso, lo hizo con fuerza. “Oh, Argentina vamos, ponga huevos, que ganamos”, bajó desde las tribunas.

El resultado adverso no manchó la calidad del espectáculo. Los chicos argentinos se entregaron hasta el último segundo. El público, también. Ojalá mañana, a miles de kilómetros de distancia, la chapa final sea distinta.

Verónica Brunati

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds