La esposa del futbolista del Barça estará este martes en el estadio con sus tres hijos animando al futbolista en medio de noticias sobre una crisis

Antonella Roccuzzo y Lionel Messi.  INSTAGRAM
Antonella Roccuzzo y Lionel Messi. INSTAGRAM

Faltan cuatro días para que Lionel Messi y Antonella Roccuzzo celebren su primer aniversario de boda. Y solo unas horas para el decisivo partido de este martes de la selección argentina contra Nigeria. Pero Messi está con la moral baja por el penalti que falló en el debut del Mundial de Rusia contra Islandia y la derrota sufrida frente a Croacia. Por ello su mujer y sus tres hijos lo alentarán desde el estadio de San Petersburgo, donde se disputará tan importante partido.

Después de pasar unos días de vacaciones en Rosario, la ciudad natal de la pareja, Roccuzzo y los tres hijos del matrimonio —Thiago, Mateo y Ciro— partieron el domingo por la noche desde el aeropuerto de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, para llegar a última hora del lunes a suelo ruso.

La historia de amor de Messi y Roccuzzo se remonta a su infancia, aunque se oficializó en 2007. Ambos eluden hablar de su vida privada y mantienen un gran hermetismo, del que la boda no fue una excepción. Pero su sólida relación parece que atravesó una crisis en vísperas del Mundial de Rusia que todo el país siguió con preocupación.

En un vídeo de 2016 filtrado a principios de junio, el compositor y cantante Luciano El Tirri Giugno le aseguró al futbolista Sergio Kun Agüero que en Argentina “le esperaban cosas lindas”. “Bueno pa, nos vemos… y esas cositas lindas las quiero”, le decía el Kun desde la concentración argentina antes de desviar la cámara hacia Messi y provocar sus risas.

En un audio posterior, Messi pedía que lo incluyeran. “Ey, no me vas a dejar fuera, boludo, yo quiero estar ahí también”, se escucha decir al 10 de la selección Argentona antes de que Agüero rematara: “Ya le mostré. Vos sabés, nos volvemos locos, pa“.

Según los medios argentinos, los mensajes provocaron un cortocircuito entre Messi y Roccuzzo y la tensión comenzó a influir en el rendimiento deportivo de La Pulga.

Los rumores crecieron cuando dos domingos atrás, fecha en que se celebra el Día del Padre en Argentina, Antonella Roccuzzo rompió con la costumbre de años previos y no felicitó en Instagram a su marido y padre de sus tres hijos. Los medios destacaron también que la esposa del futbolista cambió la foto de su perfil de WhatsApp, en la que aparecía toda la familia, por una en la que estaba ella sola con los pequeños.

Sin embargo, fuentes cercanas a la pareja han desmentido los rumores. “Los pibes están resfriados en el invierno de Argentina”, dijo una fuente de la familia Messi al diario La Nación y tildó de “delirios” los rumores sobre problemas en la pareja. Rocuzzo no habla nunca con los medios, pero decidió expresarse a través de las redes sociales. El 18 de junio publicó una foto familiar junto al mensaje: “Siempre juntos y con vos más que nunca”. Messi había fallado dos días antes el penalti contra Islandia y se había retirado cabizbajo del campo tras el empate a uno.

El desánimo del capitán de la albiceleste —y de toda la afición— fue a más el jueves, cuando el equipo no pudo marcar y en cambio encajó tres goles contra Croacia. El blanco de las críticas en las redes sociales fue el portero Willy Caballero, protagonista del error que facilitó que los europeos abrieran el marcador, pero Messi no se libró del todo.

Antonella Roccuzzo y Leo Messi se conocieron cuando no habían cumplido los 10 años. La relación se interrumpió cuando a los 13 años el jugador se marchó de Argentina a España para jugar en el Barcelona. Messi debutó en 2004, en Primera División y en la selección juvenil de Argentina. Tenía 17 años. Doce meses después retomó su relación con Antonella en una de sus habituales vacaciones en Rosario. No se hicieron novios oficiales hasta 2007 y no posaron ante los fotógrafos hasta 12 meses después. Hubo que esperar a 2009 para que Messi hablara de ella: “Tengo novia y es argentina”. Se casaron en 2017.

En estas horas decisivas, el 10 quiere cerca a los suyos. El domingo, recibió numerosas felicitaciones por su 31 cumpleaños pero ninguna tan cariñosa como la de su familia. “Feliz Cumple Amor? Te amamos tanto!!! Gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo y por la familia que formamos que es nuestro más grande TESORO”, escribió Rocuzzo en su cuenta de Instagram, que tiene 7,4 millones de seguidores. Antes del partido de Croacia subió también una foto del bebé de la familia, Ciro, nacido el pasado marzo, con una camiseta de la selección.

“Papi, te amo, tengo muchas ganas de verte. Te mando un abrazo y un beso. Suerte, capaz que ganes”, le dijo su hijo Thiago en un vídeo, en el que le canta Feliz Cumpleaños junto al segundo, Mateo. 

Argentina, que está última en el grupo D, tiene que ganar para clasificarse. Aún en ese caso, solo pasará a octavos si Croacia gana o empata con Islandia o si Islandia gana pero tiene una diferencia de goles menor a la de Argentina. Los argentinos confían en que la presencia de Roccuzzo y de sus hijos en el palco sea una motivación para que Messi saque hoy su mejor versión, esa de la que disfrutan en el Barcelona.

Mar Centenera

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds