La presidenta del Congreso, Ana Pastor, junto al Rey emérito Don Juan
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, junto al Rey emérito Don Juan Carlos, en los actos por el 40 aniversario de la Constitución Juanjo MartínEFE

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha hecho un encendido elogio de la Constitución de 1978 que, ha dicho, “sigue vigente” y ha alertado contra el peligro de “caer en el extremismo y olvidar la concordia”.

La tercera magistratura del Estado ha extendido su homenaje no sólo a los padres de la Carta Magna, sino también a todos los que formaron parte de las Cortes Constituyentes y, después, a todos los presidentes del Gobierno que la han mantenido y respetado, propiciando hasta ahora sólo dos reformas de carácter menor.

“Cada Gobierno”, ha señalado, ” ha contribuido a continuar la historia de España en un ejercicio de suma constante. Sobre las bases de lo ya realizado se ha seguido avanzando”. Ana Pastor no ha hecho referencia directa alguna al actual Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez.

La presidenta del Congreso ha hecho especial hincapié en la necesidad de “preservar la estabilidad” porque, ha insistido, “si queremos que el país avance y tenga éxito, no se debe hacer tabla rasa de sus mejores logros colectivos, ni caer en el extremismo olvidando la concordia”.

Pastor ha asegurado, no obstante, que “el verdadero protagonista” de estos 40 años “ha sido y es el pueblo español”. “Somos nosotros”, ha insistido.


Discurso de Ana Pastor en l… by on Scribd


En definitiva, “la nación, única e indivisible titular de la soberanía que reconoce la Constitución”.

“Un nosotros, el pueblo español, que ha podido crecer con toda la diversidad de su riqueza histórica, cultural y lingüística. Un nosostros, que ha conseguido, en fin, ser una sociedad responsable, dinámica y creativa”, ha recordado.

Pastor ha incidido en la necesidad de mantener en la vida política y en el país un clima de “tolerancia y respeto, moderación y visión de futuro, diálogo y entendimiento”. Éste es, en su opinión, el camino apropiado para “no poner en riesgo la convivencia” que es, precisamente, lo que permitió el tránsito de un régimen autoritario a la democracia; aguantar los embates del terrorismo y superar los desafíos.

La presidenta ha admitido que la Carta Magna “es perfectible” y puede ser objeto de reforma pero ha asegurado, parafraseando a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que si se cambia debe ser “por los defectos que pueda tener y no alegando simplemente su antigüedad”. Miguel Herrero es de los que mantiene que para reformar la Carta Magna hay que saber “qué se quiere reformar y para qué, porque reformar en abstracto equivale a no reformar”.

Así, Ana Pastor ha pedido a las fuerzas parlamentarias “prudencia y sabiduría” porque, ha afirmado, “ninguna Constitución debería reformarse con menos acuerdo del que la creó”.

“El futuro está en nuestras manos, en las de todos. Y debemos construirlo”, ha advertido, “cuidando lo que tenemos, sin retroceder”.

MARISA CRUZ

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds