Christine Lagarde durante un rueda de prensa en el encuentro anual del FMI y
Christine Lagarde durante un rueda de prensa en el encuentro anual del FMI y el Banco Mundial. AFP

La actual edición de la Iniciativa de Inversión de Futuro (FII, por sus siglas en inglés), que organiza desde 2017 Arabia Saudí y que se celebra en una semana, iba a ser el símbolo de la modernización ese país. Su lema no podía ser más ambicioso: ‘Un borrador para el siglo XXII’. Era el escaparate perfecto para mostrar a los empresarios, financieros, y líderes económicos mundiales que esa monarquía absoluta de derecho divino había alcanzado tal grado de apertura que… las mujerespueden hasta conducir.

Pero la desaparición y presunto asesinato por descuartizamiento del periodista independiente saudí Yamal Khashoggi por fuerzas de seguridad de ese país enTurquía lo ha convertido en una catástrofe de relaciones públicas. El ‘Davos del Desierto’, como era llamado coloquialmente por la similitud de su espíritu con las reuniones del Foro Económico Mundial de ese pueblo suizo, corre el peligro de quedarse vacío.

Hasta ahora, las cancelaciones habían sido fundamentalmente de empresarios. El martes por la noche, sin embargo, alcanzaron un nuevo nivel, cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI), emitió un comunicado de una frase: “El viaje de la directora gerente a Oriente Medio ha sido aplazado”.

El anuncio de Lagarde es extremadamente inusual, aunque viene con un precedente: el presidente del Banco Mundial -la institución ‘hermana’ del FMI- Jim Yong Kim, ya había cancelado su visita si Riad no daba explicaciones satisfactorias sobre lo que le había pasado a Khashoggi.

Kim y Lagarde se suman así a una lista interminable de líderes empresariales de primera fila que han cancelado su presencia -y, con ella, la de sus empresas- en el evento. Entre ellos está el mayor banco de Estados Unidos, JP Morgan; el gigante del transporte urbano Uber; el dueño de Google, Alphabet; el quinto mayor fabricante de automóviles del mundo, Ford; el mayor banco europeo, HSBC; las cadenas de televisión CNN y CNBC; los diarios ‘Financial Times’, ‘Los Angeles Times’, y ‘New York Times’; y la agencia de noticias Bloomberg. Acaso el más simbólico de todos, la mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, que era uno de los “socios estratégicos” de la conferencia.

La mayor parte de las cancelaciones proceden de EEUU. Las empresas europeas parecen no tener tantos problemas con el posible descuartizamiento vivo de Khashoggi, como revela que el gigante de la ingeniería alemán Siemens, el banco de ese país Deutsche Bank y el francés BNP Paribas mantienen por ahora su participación, al igual que la cadena de televisión estadounidense Fox News, cuyo dueño, Rupert Murdoch, es muy cercano a Donald Trump. Quien sí ha declarado que va a asistir es el secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, en una nueva muestra del apoyo del Gobierno de Donald Trump a la Monarquía de Arabia Saudí en esta crisis.

PABLO PARDO

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds