El ex canciller advirtió que con el plan de Chequers -la estrategia de Londres, por la que él dimitió-, el Reino Unido aceptará las reglas de Bruselas “para siempre, sin voz en la elaboración de las mismas”, convirtiéndose en un Estado “vasallo”

Thresa May y el ex canciller Boris Johnson. Se dice que el ex ministro se pos
Thresa May y el ex canciller Boris Johnson. Se dice que el ex ministro se posiciona para arrebatar a la primera ministra su liderazgo

El plan de Theresa May sobre las relaciones comerciales tras el Brexit pone “un chaleco explosivo” sobre Reino Unido, denunció el domingo el ex ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, en un artículo que publica The Mail on Sunday.

En el texto, donde también expone su visión el actual titular del Foreign Office, Jeremy Hunt, Johnson asegura que May ha “entregado el detonador” de ese imaginario chaleco a Michel Barnier, el negociador jefe de los Veintisiete.

El abanderado del “brexit”, que dimitió del Gobierno el pasado julio por desacuerdos con el plan de May, cree que ésta se abrió “a un chantaje perpetuo” de Bruselas al aceptar sus exigencias sobre la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Hasta ahora, en cada etapa de las discusiones, Bruselas obtiene lo que Bruselas quiere. Hemos aceptado el calendario de la UE; hemos aceptado entregar 39.000 millones de libras, sin obtener nada a cambio. Es una humillación

La UE condiciona cualquier acuerdo con el Reino Unido a que se mantenga una frontera sin barrera física en el territorio irlandés, a fin de proteger el proceso de paz de 1998, y plantea que, si esto no se consigue, Irlanda del Norte permanecería en el mercado único.

Por ceder a esta premisa, el Reino Unido está sufriendo “una humillación” en las negociaciones, y parece un “enclenque” de 45 kilos doblegado “por un gorila” de una tonelada, escribe Johnson, en su habitual lenguaje provocador y colorido.

El 23 de junio de 2016 Inglaterra votó por la salida del país de la Unión Eur
El 23 de junio de 2016 Inglaterra votó por la salida del país de la Unión Europea (Getty)

“Hasta ahora, en cada etapa de las discusiones, Bruselas obtiene lo que Bruselas quiere. Hemos aceptado el calendario de la UE; hemos aceptado entregar 39.000 millones de libras, sin obtener nada a cambio”, lamentó, haciendo referencia a la factura por salir de la UE. “Es una humillación”, agregó.

Nos las hemos arreglado para reducir el gran ‘brexit’ británico a dos terribles opciones: o dividimos la unión (el país), o todo el país debe aceptar la legislación de la UE para siempre

En su opinión, el Gobierno no ha invertido lo suficiente en idear un método para asegurar la fluidez fronteriza en la isla de Irlanda porque a algunos miembros les interesa quedarse en la UE.

Con el plan de Chequers -la estrategia de Londres, por la que él dimitió-, este país aceptará las reglas de Bruselas “para siempre, sin voz en la elaboración de las mismas”, convirtiéndose en un Estado “vasallo”, advierte.

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds