Susana Díaz da un sorbo a su café durante su comparecencia, este jueves, en e
Susana Díaz da un sorbo a su café durante su comparecencia, este jueves, en el Senado. JAVI MARTÍNEZ

El senador del PP Luis Aznar se encontró este jueves con un muro infranqueable de verborrea en la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien respondió con extensas y repetidas explicaciones que no se le habían pedido a las preguntas que, una tras otra, quedaron sin respuesta en la comisión del Senado que investiga la financiación de los partidos.

Primero un café y después varias cocacolas le dieron a Díaz energía suficiente a lo largo de más de cinco horas de comparecencia para no dejarse colar ningún gol. Una y otra vez, Díaz se escudó detrás del victimismo en unas ocasiones y otras en los intereses «electoralistas» de la convocatoria del PP que la sentó ayer en el Senado para dar explicaciones de los vínculos del PSOE andaluz con los casos de corrupción que investiga la Justicia. Y una y otra vez eludió dar respuestas que le comprometieran en ningún sentido, hasta el punto de desesperar a su interlocutor, el senador popular que, primero entró en el juego del intercambio irónico de cumplidos para, después, acabar pidiendo el amparo de la presidenta de la comisión que, por momentos, se mostraba ausente y dejaba completamente en manos de Susana Díaz la dirección del combate dialéctico.

«¿Firmó usted un convenio para compartir con UGT la sede de Torreperogil? ¿Se benefició el PSOE de los alquileres pagados con subvenciones fraudulentas a UGT? ¿Conoce usted la sede del PSOE de Lopera, que se remodeló con dinero de las subvenciones? ¿Se compromete usted a enviar a esta comisión la relación de sedes homologadas donde se impartieron los cursos de formación? ¿Conoce usted a los cargos del PSOE o familiares que han trabajado para UGT? ¿Aparte de su marido y los dos cuñados que trabajaron para UGT, tiene constancia de otros familiares suyos que hayan trabajado en empresas al calor de las subvenciones? ¿Cuántas de las causas abiertas por corrupción se abrieron a raíz de una denuncia de la Junta? ¿Sigue pensando que la investigación de los ERE es inquisitorial?»

Ninguna de estas cuestiones obtuvo respuesta y fue el senador popular el que aportó el único dato novedoso de la jornada, y que tiene que ver con otra cuñada de Díaz que aparece en un listado de «enchufados» en una empresa que trabajó para la Diputación de Sevilla. Se trata de Aurora Moriche Ibáñez, hermana del marido de la presidenta, contratada en Biodiésel Andalucía, y cuyo nombre figura en una relación de 46 personas «recomendadas» por diferentes dirigentes socialistas. Son ya cuatro los familiares de Díaz «enchufados», apuntó Aznar. «Son currantes, mileuristas; y ustedes no están acostumbrados a que nosotros estemos casados con currantes y mileuristas», respondió la presidenta.

TERESA LÓPEZ PAVÓN

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds