Un reporte de la televisión estatal Kan señala un acuerdo en la Franja mediado por Egipto y la ONU que contempla el cese de las violentas protestas en la frontera a cambio de un incremento del suministro de energía eléctrica

Combustible para Gaza (COGAT vía Facebook)
Combustible para Gaza (COGAT vía Facebook)

Nota publicada por Aurora

El Gabinete fue actualizado sobre la emergencia de un acuerdo, mediado por Egipto y la ONU, para un arreglo de cese del fuego de larga duración entre Israel y el grupo terroristas islámico Hamás, que controla la Franja de Gaza. En el marco del arreglo, Qatar pagaría el combustible para el enclave costero como así también los salarios de los empleados públicos, señala un reporte de la televisión estatal Kan.

El acuerdo incluiría el cese de las violentas protestas en la frontera entre Gaza e Israel. A su vez, el Estado judío permitiría que el combustible pagada por Qatar regrese a Gaza, de manera tal que la Franja reciba un incremento del suministro de energía eléctrica.

Israel cree que un acuerdo de este tipo enfurecerá a la Autoridad Palestina (AP), que en represalia profundizará los cortes del financiamiento para Gaza. Israel podría responder deduciendo los impuestos aduaneros y otros que recoge para la AP y transfiere anualmente al Gobierno de Ramallah.

Los ministros son conscientes que el acuerdo aumentará la influencia de Qatar en la región y le dará a Hamás una importante victoria diplomática al eludir a la AP y aparecer como un actor legítimo, mientras coordina directamente con la ONU y Egipto.

Egipto, junto con el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, han jugado un papel clave en la mediación entre Israel y Hamás.

Hamás proclama abiertamente que su objetivo es destruir a Israel. El grupo islamista controla la Franja de Gaza desde 2007, cuando desplazó al movimiento Fatah, columna vertebral de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) y de la AP, del enclave costero mediante una sangrienta batalla.

Fatah y la AP se oponen vehementemente a un eventual cese del fuego entre Israel y Hamas. En cambio, reclaman que se implemente la reconciliación entre Fatah y Hamas antes de que tenga lugar cualquier tipo de cese del fuego, y aseveran que la OLP es la única organización autorizada a negociar un acuerdo de esa clase.

El presidente de la AP, Mahmud Abbás, ha aumentado la presión económica sobre Gaza, reduciendo los pagos de salarios y achicando el presupuesto con la intención de presionar a Hamas para que le devuelva el control sobre el enclave costero.

La dirigencia de la Autoridad Palestina está furiosa con las conversaciones indirectas entre Israel y Hamas sobre la asistencia a Gaza, que dejan afuera a la AP, y consecuentemente están considerando recortar la ayuda a Franja. Se trataría de un corte de alrededor de 98 millones de dólares, que los oficiales de seguridad temen que llevaría a la desesperación a Hamás y lo empujaría al conflicto con Israel.

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds