Quince pasajeros de un vuelo de Aerolíneas Argentinas han resultado heridos a consecuencia de “una turbulencia severa” que sufrió la aeronave en pleno vuelo, a 11.879 metros de altura, y cuando miembros de la tripulación ofrecían el servicio de a bordo. De estos quince, ocho fueron derivados para un segundo reconocimiento médico más exhaustivo.

Una vez atravesada la zona de turbulencia, la tripulación a cargo del vuelo se dedicó a asistir a los pasajeros lastimados y a relevar el estado general de los pasajeros.

La compañía aeronáutica investiga ahora si el piloto cometió algún error para que el Airbus A330-223, matrícula LV-FNK, que volaba entre Miami y Buenos Aires, entrara en una zona de complicaciones meteorológicas en vez de esquivarla.

Aerolíneas informó, mediante un comunicado, que “el incidente ocurrió en la fase de vuelo denominada ‘crucero’ y fue reportado inmediatamente por el comandante a cargo de la aeronave”, con 192 pasajeros y 12 miembros de tripulación.

El equipo médico de la compañía atendió, cuando aterrizó a las 19.30 en Ezeiza, a aquellos pasajeros que “sufrieron golpes o contusiones a causa de los movimientos bruscos” ocurridos durante el vuelo, a la altura de Río Branco, en Brasil.

Responsables de recursos humanos de Aerolíneas Argentinas también acudieron a atender las distintas necesidades de los pasajeros una vez que el avión pisó tierra.

Las turbulencias se producen cuando dos masas de aire de distinta temperatura o bien de distinta velocidad chocan, ha explicado la compañía aérea. Estas pueden producir movimientos bruscos en las aeronaves de acuerdo a su intensidad aunque de ningún modo ponen en riesgo la seguridad de la aeronave.

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds