Susana Díaz, en un encuentro con médicos celebrado este lunes en Córdoba. MAD
Susana Díaz, en un encuentro con médicos celebrado este lunes en Córdoba. MADERO CUBERO

No hay mensaje más sencillo y efectivo en publicidad que el que ofrece un servicio gratis al consumidor. Y Susana Díaz así lo ha entendido, convirtiendo las políticas sociales en el centro de su campaña electoral, por un lado, y simplificando al máximo sus propuestas, por otro. El último anuncio a este respecto ha sido que la Junta pagará los libros de texto a los alumnos de la Educación Infantil, los de los cursos de 3 a 6 años. En Andalucía, todas las etapas de educación obligatoria ya tienen los libros gratis.

Semanas atrás, cuando aún no se había confirmado el adelanto electoral, la presidenta andaluz prometió que los andaluces no tendrían que pagar en 2019 para ver la televisión en los hospitales, anunciando así la eliminación progresiva de los sistemas de cobro por monedas. Y otras de las apuestas claves de la última legislatura, que Susana Díaz recuerda siempre en sus discursos y que incluso ha sido fuente de inspiración para el Gobierno de Pedro Sánchez, ha sido la gratuidad (casi) de las matrículas universitarias para los alumnos que aprueben. En definitiva, una política social basada en la transferencia directa de renta a los andaluces / votantes, cuya eficacia el PSOE parece tener convenientemente testada.

Así, mientras sus adversarios se exprimen explicando propuestas complejas, como la reestructuración completa del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que ha planteado el PP o la «consolidación de un suelo de inversión en I+D+i del 2% del PIB andaluz en una legislatura, para alcanzar el 2,5% en diez años», que ayer propuso la confluencia de Podemos de IU (Adelante Andalucía), Díaz opta por un discurso mucho más directo que todo el mundo entiende, aunque no siempre responda a una necesidad acuciante o a una reivindicación repetida.

De hecho, las asociaciones de padres reconocían ayer que no era una cuestión que se hubiera planteado en ningún foro de negociación previo y que, de las asignaturas pendientes de la educación en Andalucía, tampoco era ésta la más urgente. A este respecto, la presidenta de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa), Estela Gil, preciso a Europa Press que, aunque «la idea es buena», dado que en España esta etapa educativa no es obligatoria, sería «mucho más importante» garantizar la atención a las necesidades educativas especiales, dotar de más monitores escolares de apoyo a los centros o garantizar una cobertura adecuada de las bajas docentes».

Con unos médicos de familia movilizados para reclamar más tiempo para atender a los pacientes, tampoco la televisión gratuita se había planteado como una prioridad del Sistema Andaluz de Salud, pero garantiza un titular de fácil difusión.

El número dos de la lista de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, calificaba ayer el anuncio de Díaz de «humo electoral», y lo situaba al mismo nivel que otros realizados anteriormente cuyo cumplimiento, a su juicio, dejan mucho que desear, como «la renta mínima de inserción, las ayudas a los autónomos o la atención a la dependencia».

TERESA LÓPEZ PAVÓN

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds