La 'popular' Beatriz Escudero, junto a Francisco Álvarez Ca
La ‘popular’ Beatriz Escudero, junto a Francisco Álvarez Cascos, en la comisión del Congreso. JAVI MARTÍNEZ

El diputado de ERC Gabriel Rufián ha vuelto a dinamitar la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta financiación ilegal del PP con sus excesos verbales y su tono faltón. En esta ocasión, por llamar “palmera” a la vicepresidenta primera de la Mesa, Beatriz Escudero, durante la comparecencia del ex vicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos.

El incidente llevó a la diputada del PP a elevar primero una protesta y después, tras ver que Rufián le guiñaba un ojo para mofarse de ella, acabó por insultarle: “No me guiñes el ojo, imbécil”.

El altercado caldeó el ambiente y provocó que Escudero abandonase su puesto en la Mesa de la comisión para expresar su malestar por la falta de respeto de Rufián. Y se quejó ante el resto de diputados, especialmente de las mujeres, por no reaccionar ante estas “actitudes sexistas”. “¿Dónde está el apoyo de las mujeres”, protestó.

Aunque la situación se recondujo y pudo continuar la comisión, al final del turno de palabra volvió a salir a colación el incidente cuando Rufián quiso expresar su “queja” por haber sido insultado por la diputada del PP. Fue entonces cuando el presidente de la Mesa de la comisión, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, pidió a Rufián que retirase el calificativo de “palmera”. “Para no liarla y generar más ofensas”, le reclamó Quevedo. Algo a lo que accedió el diputado de ERC para que fuera retirado del diario de sesiones.

Fue entonces cuando la vicepresidenta de la Mesa regresó a escena y a su puesto en la Mesa. “Me incorporo porque el señor Rufián ha acabado su intervención”, dijo, todavía visiblemente molesta.

El conflicto se inició cuando Rufián recriminó a Álvarez Cascos que sacara el problema de Cataluña para responder a sus preguntas sobre la presunta caja B del PP. “Hay un apartheid en Cataluña; y eso me preocupa como asturiano y español”, manifestó el ex vicepresidente. A lo que Rufián le replicó: “Le falta la bandera con el pollo”; “¿Apartheid quién es? ¿El lateral del Racing?”.

Fue ahí cuando Escudero entró en escena para protestar ante el presidente de la Mesa por la manera despectiva que utilizaba Rufián para hablar de la bandera española. Y que le valió que el diputado de ERC la llamase “palmera” de Álvarez Cascos.

ÁLVARO CARVAJAL

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds