Beek empezó como un club de lectura, prosperó como un proyecto estudiantil y terminó siendo la plataforma de reseñas de libros en español más grande del mundo.

Foto: Cortesía Beek
Foto: Cortesía Beek

¿Te imaginas una red social en donde puedas compartir la opinión de tus libros favoritos y consultar la de los demás a través de puros emojis? Ya existe.

Pamela Valdés Esteva tenía 22 años cuando cursaba el cuarto semestre de Ingeniería en Negocios en en el Instituto Autónomo de México (ITAM), cuando decidió emprender.

Lectora voraz e inquieta desde niña, se frustraba cada vez que quería consultar reseñas en internet y opinar sobre el libro que en el que se encontraba en ese momento, se dio cuenta que no existía plataforma que le brindara esa información en español sin que le ‘arruinara’ el final de la historia.

Así nació la idea de crear Beek, pero no se dio cuenta del potencial que tenía hasta que en el Global Founders’ Skills Accelerator, un concurso de proyectos estudiantiles para asistir al MIT (Massachusetts Institute of Technology) en Boston, Estados Unidos, a desarrollar un proyecto de negocio, el concepto comenzó a dar sus primeros frutos cuando llegó a la final.

Desafortunadamente, el proyecto de Valdés Esteva no resultó ganador. Por el contrario, lo único que logró fue que su creadora se empeñara en demostrar que Beek tenía la capacidad de convertirse en un gigante, y la única manera de probarlo era haciéndolo realidad.

Para ello, necesitaba estudiar el mercado, así que creó una página de Facebook en la que empezó a compartir sus reseñas y a generar contenido. En 6 meses juntó 30 mil seguidores.

Posteriormente, por cuestiones de ‘destino’, como ella lo describió en entrevista con Forbes México, su familia se fue a vivir a San Antonio y ella, para no estar lejos de sus padres, se fue de intercambio a Austin, en donde tuvo la suerte de inscribir una materia, gracias a un error del sistema, con nada más y nada menos que Robert Metcalfe, inventor del Ethernet y el Wifi, y Medalla Nacional de Tecnología de Estados Unidos en 2003.

“Nunca había escuchado la palabra startup y ahora tenía la oportunidad de convertir a Beek en una”, señaló la emprendedora y nos platicó que al poco tiempo pasó de 10 mil suscriptores a más de 200 mil mientras seguía estudiando.

 

Gajes del emprendimiento

Pero entrar a una clase no convirtió a Pamela Valdés en emprendedora por arte de magia, ni a Beek en un éxito mundial. El primer obstáculo para hacer que la plataforma evolucionara de una simple idea de negocio en pañales a una empresa real fue la tecnología.

“Todo el mundo cree que contratas a un programador y ya tú solo te encargas del marketing”, confesó, pero sabía que, al igualq ue Instagram, Facebook, Linkedin y cualquier plataforma en internet, necesitaba de mantenimiento y mejoras constantes en su sitio.

Así que en 2014 contrató a un freelance y lo convirtió en su ahora socio, Max Holzheu. Y juntos, desarrollaron lo que hoy es la plataforma de reseñas de libros en español más grande de todo el mundo, cuyo fin es ayudarte a buscar y encontrar tu próximo libro favorito, como ella lo asegura.

La siguiente piedra en el camino, una con la que tropiezan la mayoría de los emprendedores en México, era el financiamiento.

“Juntamos 50 mil pesos de amigos, familia y nuestros ahorros”, asegura Valdés Esteva, “y eso tuvo que ser suficiente por mucho tiempo porque no teníamos ni un peso de ingreso en lo que desarrollamos la plataforma”.

Así que por dos años consecutivos, Valdés y Holzheu aplicaron a diferentes aceleradoras, entre ellas Y Combinator (YC), de la cual fueron rechazados cuatro veces.

Ella dejó la escuela, él dejó su trabajo. Viajaron a Austin a perseguir a más de 100 inversionistas para conseguir capital. No lo lograron, hasta que en un evento de emprendimiento en Austin, ambos se colaron para platicar con promotores y gente de YC para averiguar cuál era el problema con Beek.

Foto: Cortesía Beek

Foto: Cortesía Beek

El secreto estaba en escuchar a los usuarios (como siempre)

Gracias a las opiniones de los llamados ‘beekers’, se dieron cuenta que su empresa se había convertido en el intermediario entre los lectores y la compra real del libro en Amazon. Es decir, la gente usaba su plataforma para comprar un libro a partir de sus reseñas.

Entendido esto, aplicaron y lograron entrar por fin a Y Combinator, lo que les dio 20 mil dólares y tres meses de trabajo en Silicon Valley con los directores y fundadores de unicornios como AirBnB y Pinterest, para aprender cómo diseñar un producto y hacerlo crecer en audiencia.

Un año después, la CEO es la primera Thiel Fellow de Latinoamérica en obtener 100,000 dólares del fundador de Paypal y primer inversionista de Facebook, Peter Thiel.

Asimismo, Beek crece entre 30 y 40% mensual en usuarios y visitas y cuenta con el apoyo de inversionistas como los vicepresidentes de producto de Netflix, Airbnb y Pinterest, Ajay Arora, Gustaf Alströmer y Casey Winters, respectivamente.

Hasta la fecha el sitio web tiene más de 3 millones 450,635 reseñas, 2 millones de visitas mensuales, guarda más de 150 mil opiniones al mes, más de 50,000 descargas en su versión móvil y tiene un aproximado de 200 mil audiolibros en venta.

Ahora, con la tecnología de su lado, el equipo de la plataforma mexicana desarrolló un algoritmo para monitorear el número de reseñas en su sitio, versus a la del gigante del e-commerce en México, Amazon, y éstos fueron algunos de los resultados de los libros más reseñados:

Mientras en Amazon el libro ‘Cien años de soledad’, de la leyenda colombiana, Gabriel García Márquez cuenta con 1,039 reseñas, en Beek tiene más de 35,043.

Otros libros más populares entre los adolescentes y la generación millennial, que son precisamente los que usan más estas plataformas en internet, como ‘Las ventajas de ser invisible’, ‘Memorias de una Geisha’ o ‘Bajo la misma estrella’ cuentan con 41 mil, 15 mil 600 y 15 mil 700 reseñas cada uno, mientras que en Amazon llegan a las 10, 9 y 20 reseñas, respectivamente.

 

¿Cómo funciona Beek?

Como cualquier otra red social, para poder compartir tus opiniones sobre los libros que lees o buscar reseñas de otros ‘beekers’ como se les denomina a los miembros de esta comunidad, sólo tienes que ingresar y registrarte con tu correo electrónico o tu cuenta de Facebook o Twitter.

Del mismo modo, puedes seguir a tus amigos, autores y otros usuarios para saber qué leen, qué desean leer, sus libros favoritos y crear tu propio librero, al igual que una ‘racha’ lectora. También puedes adquirir audiolibros por tan solo 19 pesos.

Hoy, con sus oficinas establecidas en la colonia Nápoles, en la Ciudad de México y más de 11 empleados trabajando, la tirada en el futuro de Beek, de acuerdo con su fundadora, es ser la plataforma de reseñas en español más grande de Latinoamérica, no sólo en cuanto a libros, sino en videojuegos, electrodomésticos, productos de belleza, y convertirse en el mayor conductor de ventas entre las empresas que venden en línea.

“Mi objetivo se transformó. Entendí que muchas empresas no se esfuerzan en mejorar sus productos porque no hay un lugar de reseñas en donde la gente los pueda comparar y sacarle sus trapitos al sol”, afirma Valdés y señala que Beek puede ser la siguiente nueva plataforma que se dedique a ofrecerle calidad a los consumidores a través de la información de los productos.

Foto: Cortesía Beek

Foto: Cortesía Beek

Viviana Levet

Fuente: FORBES

Share
Temas: Categorías: Negocios Titulares

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds