Un usuario utiliza Instagram a través de un dispositivo móvil. David G. Folgu...
Un usuario utiliza Instagram a través de un dispositivo móvil. David G. Folgueiras

Instagram ha recibido cientos de reclamaciones, difundidas también a través de redes sociales, sobre el secuestro de cuentas por parte de correos electrónicos con la terminación .ru, que se asocia con direcciones de Rusia. Los ataques impiden acceder al usuario legítimo y cambian imágenes por fotogramas de películas.

La red social ha admitido la existencia de los ataques y ha difundido en inglés un comunicado, ausente en su página oficial: “Trabajamos para proveer a la comunidad de Instagram de una experiencia segura. Cuando tenemos conciencia de que una cuenta se ha visto comprometida, cerramos el acceso y ponemos a disposición del afectado un proceso para resetear su contraseña y adoptar otros pasos necesarios para asegurar la cuenta”.

Otras redes sociales han servido para los usuarios para cuestionar la seguridad de Instagram y criticar la falta de respuesta de esta red para solucionar los problemas. “Saludos, fui una de las personas afectadas por los hackers Rusians. He realizado varios reportes en Instagram para recuperar mi cuenta y no he tenido éxito. Me pueden ayudar?”, clamaba este martes una usuaria en su cuenta de Twitter.

Instagram advierte que, en caso de que la cuenta de un usuario publique o comparta comentarios ajenos, es posible que haya sido “pirateada”. En ese caso, recomienda Cambiar la contraseña o envíar un mensaje de cambio de la misma, así como Revoca el acceso de cualquier aplicación de terceros sospechosa.

“No deberías conceder acceso para terceros a sitios web o aplicaciones que no sigan nuestras Normas comunitarias ni nuestras Condiciones de uso (incluidos los sitios web que vendan o prometan gratuitamente seguidores o Me gusta). Estos sitios web y aplicaciones probablemente pretendan utilizar tu cuenta de una manera inapropiada”, advierte la red social.

La compañía recomienda activar la autenticación en dos pasos, elegir una contraseña, usarla solo para esta red, cambiarla de forma regular, cerrar sesión en ordenadores y teléfonos compartidos y evitar la función de recordar de forma automática las credenciales de acceso.

Raúl Limón

Fuente: EL PAÍS

Share
Temas: Categorías: Selección Negocios

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds