Demi Lovato tomó la misma droga que mató a Prince

El pasado 24 de julio, Demi Lovato ingresó de urgencia al hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Angeles por lo que hasta ese momento parecía ser una sobredosis de heroína luego de una noche de fiesta en su residencia. Así, la artista volvía a recaer en las drogas tras permanecer seis años alejada de sustancias como la cocaína y el alcohol.

Ahora, sitios como TMZ aseguran que lo que llevó al colapso de la intérprete de 25 años fue una mezcla de oxicodona con fentanilo. Este último es un narcótico sintético opioide que también llevó a la muerte al rapero Lil Peep y a Prince.

El medio sostiene que Demi le envió un mensaje de texto a un vendedor de drogas después de una celebración de cumpleaños y en una fiesta posterior en West Hollywood.  

El traficante habría llegado hasta la casa de la ex protagonista de “Camp Rock”, proporcionándole esta sustancia.

El fentanilo es un potentísimo fármaco 50 veces más fuerte que la heroína y casi 100 veces más poderoso que la morfina. Trata, en otras enfermedades, el dolor asociado al cáncer y es una de las drogas que más preocupa a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, en sus siglas en inglés).

Su potencia y efectos inmediatos es lo que genera adicción. Por ello es que la heroína es más fácil de tratar en los servicios médicos de urgencia en caso de sobredosis, porque suministra una sensación más duradera, pero menos inmediata. 

TMZ agrega que el comerciante huyó de la casa de la artista cuando notó que ella estaba en su cama respirando con profundidad. Suma también que Demi habría estado en contacto con esta persona desde abril.

Tras permanecer casi dos semanas hospitalizada, la cantante ingresó a un centro de rehabilitación. La semana pasada, y por orden de los médicos que la atienden, Lovato viajó junto a su madre a Chicago para ver a un especialista en temas de adicciones. 

nrv

Fuente: EL UNIVERSAL

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds