momias
Las momias estudiadas están en el Museo Regional de Iquique.

Dos momias, enterradas hace más de 600 años, aún hoy podrían resultar peligrosas para quienes se acerquen a ellas.

Y no se trata de una extraña maldición, si no, posiblemente, de un plan mucho más terrenal.

Las “protagonistas” de este caso son dos jóvenes incas, de 9 y 18 años, que vivieron en algún periodo entre los años 1399 y 1475.

Las dos mujeres, halladas en 1976, fueron enterradas en posición fetal en Cerro Esmeralda, en lo que hoy es la ciudad de Iquique en el norte de Chile.

Las momias estaban rodeadas de finas cerámicas, conchas, ornamentos de plata y figuras metálicas.

La ropa de las momias estaban espolvoreadas con cinabrio.
La ropa de las momias estaban espolvoreadas con cinabrio.

Debido al lujo de estos artefactos, los arqueólogos creen que la muerte de las dos mujeres pudo ser un Capacocha, un tipo de sacrificio que los incas practicaban para conmemorar eventos históricos en la vida del emperador o en respuesta a catástrofes naturales.

Además, las momias estaban vestidas con elegantes textiles rojos, que hoy, más de 40 años después de su hallazgo, se convirtieron en la clave de un nuevo descubrimiento.

Un mineral muy popular

Un grupo de científicos de la Universidad de Tarapacá, liderados por el antropólogo Bernardo Arriaza, analizó los ropajes de las momias y concluyó que el llamativo pigmento rojo que encontraron en ellos era mayormente cinabrio, un mineral que contiene grandes cantidades de mercurio.

El cinabrio es poco común en los hallazgos arqueológicos de Chile, por lo que los expertos creen que pudo haber sido traído desde Perú.

Las momias corresponde a una niña de 8 años y una joven de 18.
Las momias corresponde a una niña de 8 años y una joven de 18.

“El posible hallazgo de cinabrio en Cerro Esmeralda es significativo porque, hasta donde sabemos, este componente tóxico aún no ha sido químicamente identificado en el norte de Chile”, escriben los autores del estudio en la publicación especializada Archaeometry.

“Este tipo de material peligroso puede ser único en su conexión con los rituales incas“.

El uso del cinabrio se ha documentado en varios sitios arqueológicos alrededor del mundo.

En el neolítico se halló en artefactos y restos humanos. En la antigua Roma se usó en arte y arquitectura. También se ha reportado su uso en medicina tradicional China e India.

En las culturas del área Andina, este mineral se ha usado en tumbas, murales, máscaras, ornamentos y sobre metales preciosos.

El cinabrio se utiliza para hacer pigmentos.
El cinabrio se utiliza para hacer pigmentos.

En el caso de estas dos momias, los expertos no saben exactamente por qué estaban espolvoreadas con cinabrio. Puede ser que simplemente fuera parte del ritual o que la sustancia se haya usado como una manera de alejar a los posibles ladrones de tumbas.

Extremadamente dañino

Según los investigadores, el hermoso cinabrio puede causar varios problemas de salud, afectar el sistema nervioso y muscular, así como el tracto gastrointestinal.

Este niño trabaja bajo condiciones riesgosas en una fábrica de pigmento rojo ...
Este niño trabaja bajo condiciones riesgosas en una fábrica de pigmento rojo hecho a base de cinabrio, en Bangladesh. Ahí, ese color es símbolo de buena fortuna.

En algunos casos de exposición extrema, el cinabrio puede incluso llegar a ser mortal.

Por eso en su estudio Arriaza y sus colegas advierten que “hoy los investigadores en museos y colecciones deben tener las precauciones necesarias cuando trabajen con pigmentos rojos brillantes”, pues puede ser “extremadamente dañino”.

El sorprendente hallazgo de dos momias incas envueltas en trajes co 5

Redacción

Fuente: BBC MUNDO

Share
Temas: Categorías: Selección Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds