Alberto Ruiz-Gallardón. FOTO EFE
Alberto Ruiz-Gallardón. FOTO EFE

El exministro de Justicia español y expresidente regional de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón defendió este jueves ante el juez la compra por 73 millones de dólares de la empresa colombiana Inassa por parte de la empresa pública de aguas madrileña Canal de Isabel II y aseguró que “jamás” cobró comisión.

Ruiz Gallardón, presidente madrileño de 1995 a 2003, declaró hoy como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye este caso de presunta corrupción.

El Canal adquirió Inassa en 2001, la convirtió en su filial y a través de ella llevó a cabo diferentes operaciones de compraventa de compañías en varios países de Iberoamérica, como Brasil, Colombia, Panamá y la República Dominicana.

El juez investiga si la cantidad pagada por Inassa pudo implicar “una sobrevaloración claramente perjudicial” para los intereses del Canal y que la operación se hizo a través de una “compleja estructura societaria” que contravino los acuerdos el Canal y el Gobierno madrileño.

Tras la declaración, Ruiz-Gallardón defendió ante los periodistas “la legalidad y la prudencia” con la que se llevó a cabo la operativa, que contó con “todos los informes jurídicos favorables”.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, el expresidente madrileño quiso dejar claro además, que “jamás” cobró comisiones por esta u otra operativa ni tiene cuentas en el extranjero.

Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia de 2011 a 2014, se desvinculó de los aspectos técnicos de la operación, que defendió “al margen de los instrumentos y vehículos utilizados”.

Justificó que la compra se realizase a través de una sociedad panameña y defendió la labor de los técnicos del Canal, que ya explicaron ante el juez “con convicción” que fue una exigencia de los vendedores para que la operativa saliese adelante.

Ruiz-Gallardón precisó que él nunca entró en los detalles de la operativa porque competía a los técnicos y argumentó que la forma de adquirir la empresa contaba con informes técnicos y jurídicos favorables, que él nunca puso en duda, y contó con el visto bueno del Consejo de Administración del Canal.

La forma de adquirir la compañía colombiana es lo que está en el punto de mira del juez, quien cree que, aparte de existir una “sobrevaloración claramente perjudicial” en la operación, ésta se realizó a través de una “compleja estructura societaria” que contravino de “plano” los acuerdos del Canal y del Gobierno madrileño.

La investigación de la compra de Inassa está incluida en un sumario mayor de corrupción llamado “caso Lezo”, por el que está en libertad provisional el sucesor de Ruiz-Gallardón en el Gobierno de Madrid, Ignacio González.

Fuente: EL COLOMBIANO

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds